Según medios internacionales, el guitarrista dio a conocer que Mercury perdió gran parte de su pie durante su batalla con el VIH-sida, enfermedad que terminó con su vida en 1991 cuando tenía 45 años.

El lamentable secreto fue revelado por Brian May en el prólogo de su libro autobiográfico, que se publicará este jueves en Reino Unido. El texto acompaña a un libro de imágenes en tres dimensiones,  en el que May afirma que el cantante habría prolongado su vida si hubiera comenzado a recibir tratamiento unos meses antes.

“El problema era su pie. Trágicamente, quedaba muy poco de él. Una vez nos lo enseñó durante la cena, y luego se disculpó porque pensó que eso nos había molestado”, relata el músico de 69 años.

El guitarrista comentó que algunas de las fotografías que aparecen en el nuevo libro las tenía guardadas hace años, y que además el cantante le reveló al resto del grupo que era homosexual años después de que resultara obvio. “Al principio, el grupo estaba en una situación apretada y no nos podíamos pagar habitaciones de hotel individuales, así que yo compartía habitación con Freddie”, contó el guitarrista.