George Michael, el autor de conocidos temas como “Fastlove”, fue encontrado sin vida en su casa de Oxfordshire, en Londres, hace cinco meses. Ahora, quien fue su pareja hasta 2009, el empresario y galerista Kenny Goss, escribió a The Huffington Post una sentida columna sobre la relación entre ambos, destacando que no era “un hombre perfecto, pero sí uno cálido y gentil”.
“Aunque nuestra relación romántica finalizó, tengo el privilegio de poder decir que fue uno de mis mejores y más cercanos amigos hasta que murió”, señaló el socio de la colección de arte británico Goss-Michael, creada por la ex pareja con fines benéficos. Michael “luchó contra su fama, se dio cuenta de que debía usarla para una buena causa”.
“George siempre se describió como un ‘bastardo suertudo’, y pensó que tenía que devolver la mano. Fácilmente donó más de 10 millones de libras esterlinas de forma anónima, y ese es sólo el monto que yo conozco”, afirmó el empresario.
La fundación dedica sus esfuerzos a combatir el hambre y prevenir el Sida, causas a las que ahora se sumarán la salud mental y las adicciones. “Cuando vives con un adicto, y cuando tú también has luchado contra la adicción, debes compartir tu historia para ayudar a otros. Lo haré en memoria de George. Me consuela pensar que si alzo la voz puedo ayudar a otros, y sé que George se sentiría de la misma forma”, apuntó Goss.